Saltar al contenido

Piggy Banks: Tienda online de huchas y alcancías

Piggy Banks: Tienda online de huchas y alcancías

Las alcancías vienen de todos los tipos, formas, precios y tamaños. En Piggy Banks somos especialistas en huchas y te guiaremos en tu proceso de compra para que encuentres un modelo que te encante.

Compra huchas online en tres simples pasos

SELECCIONA LA HUCHA

tienda de huchas

Tenemos alcancías de todas las formas, tamaños, marcas y precios. No será difícil encontrar una que te encante.

CÓMPRALA EN AMAZON

comprar huchas en amazon

Cuando elijas tu alcancía favorita, dirígete a Amazon para finalizar la compra.

RECÍBELA EN CASA

envio gratis

Recibirás tu compra más rápido que en cualquier otra tienda, con precios de envío económicos o inexistentes.

¿Para quién buscas una alcancía?

Una hucha es un regalo ideal para niños y adolescentes. Es una herramienta que los ayuda a focalizarse en el cumplimiento de un objetivo concreto, como la compra de un videojuego, una bicicleta o cualquier otro producto que deseen; a la vez que comprenden el valor del ahorro y el esfuerzo para lograr objetivos materiales.

También se pueden elegir huchas para bebés, que suelen venir en forma de peluche y sirven para que los más pequeños se diviertan y guarden sus objetos más valiosos.   

Las huchas más vendidas

Éstas son las huchas más vendidas del momento en Amazon. Cada uno de éstos modelos cuentan con las mejores calificaciones de los usuarios. Puedes ingresar al detalle de cada producto y revisar las reseñas de los compradores.


Las mejores marcas de huchas

Existen todo tipo de marcas que comercializan huchas y alcancías. Y las hay de todo tipo. Algunas cuentan con productos preciosos y precios competitivos, mientras que otras no son tan convenientes.

A continuación, te presentamos tres marcas que comercializan huchas bonitas de excelente calidad y con precios inmejorables.

Éstas son las alcancías más originales

Las huchas vienen de todas las formas que puedas imaginar. Desde alcancías secretas, que se camuflan con otros objetos de la casa, hasta huchas en blanco para pintar y expresar toda nuestra creatividad. Éstas son las huchas originales más demandados por los consumidores.


¿La quieres con alguna forma en particular?

También es posible seleccionar la hucha en función de la forma que quieres que tenga. Y las opciones (aquí también) son infinitas. Pueden venir con forma de casas, coches, cuadros, cajeros automáticos y de mil maneras más.

¿Buscas una hucha para algún evento en particular?

Utilizar una hucha de cerdito para ahorrar dinero para un viaje es un clásico. Pero también existen otros eventos que ameritan el uso de una alcancía. Por ejemplo, para ahorrar dinero para una boda o para que los más pequeños guarden el dinero de su comunión.

¿De qué material la prefieres?

Las huchas vienen en una amplia variedad de materiales. Desde las famosas alcancías de cerámica que se abren solo cuando se rompen, hasta las clásicas huchas metálicas que se cierran con llaves o candados. También pueden ser de madera, barro o cristal.

No solo los cerditos tienen huchas en su honor

Los animales más asociados a las huchas, sin duda, son los cerditos. Pero existen muchos animales que cada día son más populares en el mundo de las alcancías. Pueden ser de fantasía, como los unicornios. Pueden estar extintos, como los dinosaurios. O pueden ser tan cotidianos como los perros y gatos.


Cómo abrir una alcancía

Las huchas solían estar hechas de porcelana o vidrio y requerían que el propietario las rompiera para poder acceder al dinero almacenado en su interior. Pero hoy en día, muchas alcancías están hechas de plástico y se pueden abrir sin romperlas.

Independientemente del tipo de alcancía que poseas, abrirla solo toma unos minutos y puede proporcionar una recompensa monetaria significativa.

huchas vaca

Elegir la mejor ubicación

Para empezar, coloque la alcancía sobre una superficie plana, como un mostrador o un escritorio. Si tiene un modelo de porcelana o vidrio que planea romper, es posible que desee abrirla en una terraza o jardín.

Si tiene tapón, ábrelo y agita

Dale la vuelta a la alcancía y ábrela desde abajo, asumiendo que está hecha de plástico o metal. La mayoría de las alcancías tienen una puerta o un tapón de goma que debes sacar. El dinero saldrá de inmediato, pero debes agitar la alcancía varias veces para asegurarte de que no queden monedas sueltas en el interior.

Si no tiene tapón, rómpela con un martillo

Golpea la alcancía con un martillo si está hecha de porcelana o vidrio y no hay otros medios para abrirla. Algunos modelos tradicionales de porcelana tienen puertas o tapones de goma en la parte inferior.

Tenga cuidado de no golpear la alcancía con demasiada fuerza. Lo ideal es darle un golpe sordo que parta la hucha en pedazos grandes, no un golpe fuerte que envíe fragmentos de porcelana al otro extremo de la habitación.

Por razones de seguridad, mire hacia otro lado cuando golpee la alcancía o use gafas protectoras. Los niños solo deben golpear una alcancía bajo la supervisión de un adulto.

Las mejores huchas de películas famosas

Las huchas pueden estar inspiradas en animales, deportes, videojuegos, bandas musicales y muchas opciones más. Pero las alcancías de películas siguen siendo muy demandadas por los usuarios de las plataformas de comercio electrónico. Éstas son las huchas de películas más populares del momento.

Recomendaciones de Piggy Banks: Éstas alcancías te encantarán

En este punto, ya has encontrado tantas huchas geniales que deberías romper varios chanchitos para comprarlas todas. Pero antes de que tomes la decisión final de compra, te sugerimos que consideres estas opciones. Si eres fan de alguna de éstas temáticas seguramente te encantarán.  


¿Por qué ponemos dinero en alcancías?

La mayoría de las personas probablemente estén más preocupadas por la cantidad de dinero que ahorran en su alcancía en lugar de preguntarse por qué exactamente guardamos nuestras monedas sobrantes en contenedores con forma de cerdo. Pero, ¿Cómo adquirimos estos hábitos?

Los contenedores para guardar monedas, conocidos como huchas, alcancías o bancos de monedas, se han utilizado durante siglos.

Para fomentar el ahorro, se colocó una pequeña hendidura en la parte superior de estos para que las monedas pudieran entrar, pero no salir. Debido a que la única forma de sacar las monedas era rompiendo el contenedor, en su mayoría estaban hechas de materiales baratos.

huchas baratas

Las primeras alcancías casi nunca se encuentran, se rompieron para recuperar las monedas guardadas, lo que ha dificultado el estudio de sus inicios. Aun así, existen algunas teorías sobre los orígenes de las alcancías.

La leyenda más común de cómo se crearon las alcancías se remonta a la Europa del siglo XV, donde se usaba un tipo de arcilla llamada pygg para hacer platos, botellas y vasijas. Cuando la gente arrojó sus monedas sobrantes en este tipo de contenedores pygg, comenzaron a llamarlos bancos pygg.

Finalmente, debido a una mala interpretación de la palabra pygg como cerdo, los alfareros comenzaron a construir huchas en forma de cerdos.

Algunos ponen en duda la legitimidad de esta historia, cuestionando si el pygg realmente existía como un tipo de arcilla que se usaba en ese entonces. Sin embargo, algunos diccionarios enumeran a pygg como una variación de la palabra cerdo, que denota un artículo hecho de loza (un tipo de material cerámico). Por ejemplo, un nombre para una hucha era pirlie pig en la Escocia del siglo XV.

El uso de cerdo en este caso probablemente se refería al material de barro, no al animal. Sin embargo, todavía no está claro cómo el cerdo se convirtió en un término para los productos de barro.

huchas infantiles

El etimólogo Michael Quinion cree que las huchas tienen una conexión con Alemania porque allí se han encontrado las primeras huchas, incluida, recientemente, una del siglo XIII. Otra teoría afirma que las alcancías pueden haberse originado en China durante la dinastía Qing.

Dado que los cerdos simbolizaban la riqueza y la abundancia en la cultura china, la gente fabricaba vasijas con forma de cerdo para almacenar sus monedas. Otros teorizan que las alcancías se originaron en Indonesia; allí se han encontrado vasijas que datan del siglo XIV.

A través de las rutas comerciales entre China, Indonesia y Europa, es posible que el concepto de alcancías viajara de un país a otro, lo que en última instancia dificulta la determinación de la ubicación de las primeras alcancías.

Hoy en día, las alcancías se utilizan en todo el mundo. El mayor cambio para la mayoría de ellos es que tienen una parte extraíble en la parte inferior que libera las monedas. A pesar de que las alcancías están destinadas a los, su importante lección de ahorrar dinero está muy extendida y es verdaderamente invaluable.